Seguidores

Follow by Email

jueves, 13 de marzo de 2008

Es el Amor una idea, Ilusión o realidad

Es el Amor una idea, Ilusión o realidad

¿Es el amor una idea? Si lo es, puede ser cultivada, alimentada, acariciada, dirigida y retorcida como les plazca. Cuando dicen que aman a Dios, ¿qué es lo que esto significa? Significa que aman una proyección de su propia imaginación, una proyección de sí mismos, revestida de ciertas formas de respetabilidad de acuerdo con lo que piensan que es noble y sagrado. Cuando adoran a Dios, se están adorando a sí mismos -y eso no es amor.

El amor puede que sea la solución última y definitiva de todas las dificultades del hombre, de todos sus problemas y afanes. ¿Cómo llegaremos pues a descubrir lo que es el amor? ¿Con una simple definición? La iglesia lo ha definido de una manera, la sociedad de otra, y existen toda clase de desviaciones y perversiones. Adorar a alguien, acostarse con alguien, el intercambio emocional, el compañerismo

Esta búsqueda de seguridad es una invitación a la inseguridad. ¿Han hallado ustedes alguna vez seguridad en alguna de sus relaciones? ¿Sí? La mayoría de nosotros deseamos la seguridad de amar y de ser amados, pero ¿existe amor cuando cada uno de nosotros busca su propia seguridad y sigue su propio camino particular? No somos amados porque no sabemos cómo amar.

Adorar a alguien, acostarse con alguien, el intercambio emocional, el compañerismo... ¿es eso lo que entendemos por amor? Esto ha norma, el patrón; pero ha resultado tan tremendamente personal, tan sensual y limitado que las religiones han declarado que el amor es mucho más que eso. Ven que en lo que ellos llaman amor humano existe placer, competitividad, celos, deseos de poseer, de retener, de controlar y de interferir en el modo de pensar del otro. Y conociendo la complejidad de todo esto dicen que tiene que haber otra clase de amor: divino, bello, intacto, incorrupto.

¿Puede el amor dividirse en sagrado y profano, humano y divino, o existe sólo amor? ¿Es el amor de uno sólo o no de muchos? Si digo: "Te amo", ¿excluye esto el amor hacia otros? ¿Es el amor personal o impersonal? ¿Moral o inmoral? ¿Familiar o no-familiar? Si uno ama a la humanidad, ¿puede amar lo particular? ¿Es el amor un sentimiento? ¿Es una emoción? ¿Es el amor placer y deseo? Todas estas preguntas indican -¿no es cierto?- que tenemos ideas sobre el amor, ideas acerca de lo que el amor debería ser o lo que no debería ser. Dividir cualquier cosa en lo que debería ser y lo que es, es el modo más engañoso de habérselas con la vida.

¿Puede el amor dividirse en sagrado y profano, humano y divino, o existe sólo amor? ¿Es el amor de uno sólo o no de muchos? Si digo: "Te amo", ¿excluye esto el amor hacia otros? ¿Es el amor personal o impersonal? ¿Moral o inmoral? ¿Familiar o no-familiar? Si uno ama a la humanidad, ¿puede amar lo particular? ¿Es el amor un sentimiento? ¿Es una emoción? ¿Es el amor placer y deseo? Todas estas preguntas indican -¿no es cierto?- que tenemos ideas sobre el amor, ideas acerca de lo que el amor debería ser o lo que no debería ser. Dividir cualquier cosa en lo que debería ser y lo que es, es el modo más engañoso de habérselas con la vida.

¿Cuando usted pierde a alguien que ama, derrama lágrimas. ¿Son sus lágrimas por usted mismo o por el que ha muerto? ¿Está usted llorando por usted mismo o por el otro? ¿Ha llorado jamás por otro? ¿Ha llorado alguna vez por su hijo muerto en el campo de batalla? Sí, usted habrá llorado, pero, ¿le brotan las lágrimas por autocompasión o ha llorado porque se ha matado a un ser humano? Si llora por autocompasión, sus lágrimas no tienen sentido: está interesado en sí mismo. Si llora porque ha sido privado de alguien en quien había invertido mucho afecto, aquello no era verdadero afecto. Si llora por la muerte de su hermano, llore por él. Es muy fácil llorar por uno mismo porque él se ha ido. Claro que llora porque su corazón está afectado, pero no por él; está afectado sólo por autocompasión; y la autocompasión le vuelve duro, le encierra en sí mismo, le hace torpe y estúpido.

Cuando usted llora por sí mismo, ¿es eso amor? Llorar porque se siente solo, porque lo han abandonado, porque ha dejado de ser poderoso; quejarse de su suerte, de su entorno. Siempre usted llorando. Si comprende esto, que significa ponerse en contacto directo con ello, de la misma manera que tocaría un árbol, una columna o una mano, entonces verá que el sufrimiento es auto creado; el sufrimiento es creado por el pensamiento y el pensamiento es el resultado del tiempo.
Hace tres años tenía un hermano; ahora está muerto; me siento solo, dolorido; no tengo a nadie en quien buscar consuelo ni compañía; y eso me llena los ojos de lágrimas.

El sufrimiento y el amor no pueden andar juntos. Pero en el mundo cristiano se ha idealizado el sufrir; se le ha puesto en una cruz y se ha adorado, dando a entender que uno jamás puede escapar del sufrimiento a no ser a través de aquella puerta particular. Y esta es toda la estructura de una sociedad religiosa explotadora.
Cuando usted pregunta qué es el amor, puede que se sienta demasiado temeroso para ver la respuesta. Puede significar una completa sacudida: que se disgregue la familia, que usted descubra que no ama a su esposa, a su marido o a sus hijos -¿no?- que tenga que destruir la casa que ha construido; puede que nunca regrese al templo.

Cuando ejercitan la disciplina y la voluntad, el amor se va por la ventana. Al practicar algún método o sistema para amar, usted puede volverse extraordinariamente listo o más amable, o puede entrar en un estado de no-violencia, pero eso no tienen en absoluto nada que ver con el amor.
En este mundo desértico y desgarrado no hay amor porque el placer y el deseo juegan el papel más importante. No obstante, sin amor su vida cotidiana carece de sentido. Y no pueden tener amor si no hay belleza. La belleza no es algo que se ve: un árbol hermoso, un cuadro bonito, un bello edificio o una bella mujer. Tan sólo hay belleza cuando su corazón y su mente conocen lo que es el amor. Sin amor y ese sentimiento de belleza no hay virtud.

Pasión que no es resultado de ningún compromiso ni apego; pasión que no es lujuria. Un hombre que desconoce lo que es pasión, jamás conocerá el amor, porque el amor adviene solamente cuando hay abandono total de uno mismo.
Una mente que está buscando no es una mente apasionada. Y llegar al amor sin buscarlo, es la única forma de hallarlo. Llegar a él, sin saberlo, y no como resultado del esfuerzo o la experiencia
El amor es algo nuevo, fresco, vivo. No tiene ayer ni tiene mañana. Se encuentra más allá del torbellino del pensamiento. Es tan sólo la mente inocente la que conoce lo que es amor; y la mente inocente puede vivir en el mundo, que no es inocente. Hallar esta cosa extraordinaria que el hombre ha buscado sin cesar mediante el sacrificio, la devoción, por medio de la relación, a través del sexo y de cualquier clase de placer y dolor; es posible tan sólo cuando el pensamiento llega a comprenderse a sí mismo, y con toda naturalidad llega a su fin. El amor, entonces, no tiene opuesto; el amor no tiene conflicto.

. Un hombre que desconoce lo que es pasión, jamás conocerá el amor, porque el amor adviene solamente cuando hay abandono total de uno mismo.Una mente que está buscando no es una mente apasionada. Y llegar al amor sin buscarlo, es la única forma de hallarlo. Llegar a él, sin saberlo, y no como resultado del esfuerzo o la experiencia. Un amor así, descubrirá que no es del tiempo. Un amor de esta clase no es personal ni impersonal; es tanto singular como plural. Es igual que la flor cuyo perfume puede usted aspirar o no, y pasar de largo. Esa flor es para todos y para quienes se toman la molestia de olerla profundamente y contemplarla con deleite. Tanto si uno se halla cerca, en el jardín, como si está muy lejos, es lo mismo para la flor; porque está llena de ese perfume, y por lo tanto lo comparte con todos

No hay comentarios: